lunes, 30 de marzo de 2015

UNA TENTACIÓN

Según avanzo en mis escritos de la novela para el concurso, del que ya reúno las paginas mínimas que se requieren en las bases, tengo ya claro cómo se va a ir desenvolviendo la historia, pero aún me falta mucha trama por acabar de desarrollar. Y de pronto, a estas alturas, coincidiendo con un punto creado para darle más contenido y trama erótica, surge una idea que por sí sola ya da para desarrollar otro libro que igualmente podría presentar a este mismo concurso.
Me encuentro pues en un punto de inflexión en el que me planteo si continuar con mi actual novela, (El Forat Negre, en castellano El Agujero Negro), o por el contrario iniciar el desarrollo de esta segunda idea que me resulta mucho más fácil, aunque cae más en lo que hasta ahora consideraría el mundo de la imaginación, dado que normalmente me gusta más la narración muy basada en hechos reales. Como es sabido, me gusta narrar historias que aporten algo más que entretenimiento, con hechos vividos por mi u otras muchas personas con las que me he relacionado y que igualmente sirvan para hacernos reflexionar o conocer aquellas preocupaciones comunes entre los seres humanos. Pero al margen de que hasta el momento esta nueva historia se alimente más de mi propia imaginación, quién sabe si eso que ahora son sólo ideas en el aire acaban por materializarse en hechos.
He de decir que el trabajo literario que me traigo entre manos, en repetidas ocasiones me ha obligado a retroceder en el desarrollo de los hechos para introducir más contenido de carácter sexual, puesto que según iba escribiendo la historia tomaba un cariz más bien de novela tipo drama que erótica.
Pero por si fuera poco, incluso estoy llegando a plantearme la posibilidad de completar estas dos obras, aunque esta última posibilidad me parece sumamente remota y descabellada, tal y como tengo ahora mi situación personal, pero siendo como soy, amante de los retos personales, aunque pueda parecer un imposible, o incluso pudiendo darse el caso que no llegue a completar ninguna de las dos novelas, siento una especial atracción por esta posibilidad.

¿Qué pasará?
LEER MÁS...

sábado, 21 de marzo de 2015

MISIÓN IMPOSIBLE

Curiosamente existen toda una serie de películas de espionaje bajo este mismo título en las que, aunque con ello se pueda anticipar que cada una de estas contiene una misión imposible de conseguir, lo cierto es que el protagonista siempre acaba logrando completar.
No sé si este puede ser mi caso, pero en realidad puedo afirmar que hasta el momento todo parece conspirar para que mi meta de terminar otro de mis libros para este concurso concreto se quede en el aire. Hay muchas fatigas y trabas familiares, laborales o de salud que parece como si tratasen de impedírmelo, pero a su vez, dan más forma al reto y con ello me traen más aliciente. El tiempo corre mucho en contra. Dispongo de alrededor de dos meses para ello. Obviamente la precipitación no suele dar buenos resultados, y menos en este campo de la escritura, pero indistintamente del resultado final del concurso, en el que ciertamente no me importa ganar, para mi constituye un reto personal: escribir un libro en poco tiempo, con una trama realmente aceptable y que a su vez reúna los requisitos para ser presentable a este concurso.
Así pues, esta es mi particular misión. Como mucho, si se da el caso y llegado el momento, estoy convencido que podría tener un buen libro acabado, lo presente o no. Eso es lo que realmente me satisface. He de decir que hasta ahora estoy disfrutando de esta tarea como hace tiempo que no lo hacía, pero hay bastantes jornadas en los que me resulta sumamente difícil seguir la misión y mantener el ritmo que requiere. He de sacrificar muchas horas de sueño, que sumadas al hecho de que tampoco me dejan dormir bien esas pocas horas, noto que me van arrastrando hacia la fatiga y con ello también la irascibilidad.
¿Realmente merece la pena? Para mi sí. Se trata de uno de esos retos personales que dan aliciente a mi vida, que me permiten salir de las rutinas, poner a trabajar mi mente en algo creativo, con lo que disfruta. Experimentar cómo se van uniendo hechos para crear nuevas tramas y ver el rumbo que va tomando una determinada historia, es algo muy emocionante. Me siento como un explorador, que va camino de un descubrimiento nuevo y trascendental.
Ojalá sus posibles lectores disfrutasen tanto como yo lo hice mientras lo escribía.

LEER MÁS...

© Daniel Balaguer