lunes, 20 de julio de 2015

EL BAÚL DE LAS VIEJAS HISTORIAS

Bitácora donde se sacan a la luz algunos viejos escritos del autor en sus inicios.

LEER MÁS...

martes, 7 de julio de 2015

AUTOR ANÓNIMO

La publicación en las redes sociales o mis comentarios en otras páginas de la red es una de mis tareas pendientes, principalmente porque no dispongo de mucho tiempo para dedicarme a estas actividades. Como autor, lo cierto es que me gusta conocer las opiniones de los demás sobre lo que escribo o con lo que también orientarme para escribir, pero al igual que yo no soy muy activo en este sentido, tampoco lo es la gente conmigo.
Por otro lado, nunca me han gustado las fotografías y menos aún aparecer en ellas. No me considero nada fotogénico y en la mayoría de fotos pienso que salgo con una cara de "pepón" o "garrulo" considerable, cosa que pienso que no soy. Pero bueno. Es lo que hay.
Tuve una compañera de trabajo con esta afición que me hizo algunas sesiones fotográficas con la familia. El arte del buen fotógrafo está en obrar maravillas y capturar lo mejor con la cámara. Aunque en mis escritos nunca utilizo nombres de ningún tipo, María José R. hizo una foto mía que me gusto. Es la que utilizo en mi página Web y en las breves biografías incluidas en cada uno de mis libros.
Doy la cara con ella. No tengo nada que esconder como hacen muchos usuarios anónimos de la red que se dedican a poner malos comentarios, ofensivos, insultantes o vulgares en todo aquello que puedan encontrar a su paso y que no sea de su agrado.
Pienso que las opiniones han de ser respetadas, siempre y cuando en ellas no incurra la grosería, el insulto, la imposición o la amenaza. Salvo las bitácoras de cocina o trabajo, todo cuanto escribo son opiniones personales mías o como mucho, cogidas también de otras personas.
Aunque no he tenido muchos comentarios de ese tipo, si me he llevado alguno, pero la  posibilidad de moderar los comentarios de terceros antes de su publicación, ha hecho que me los quede únicamente para mí y no hayan sido publicados. ¡Es lo que tiene la censura! Aún así, doy las gracias a estos usuarios anónimos con sus burdos comentarios, que por cierto mi nivel de madurez me permite que me resbalen completamente, pero que a su vez también son fuente de inspiración para mis escritos y no siempre voy sobrado de ideas.

¡Va por vosotros! ¡Gracias anónimos c...s!
LEER MÁS...

© Daniel Balaguer