lunes, 4 de enero de 2016

DIARIO DE UN NOVELISTA

DIARIO
Hace muchos años hice algunos cursos de diseño de proyectos en el ámbito social con los que disfruté mucho y recuerdo que hubo especialmente uno de ellos en el que me dije a mí mismo: "esto es lo mío"; " he nacido para esto", pero tras haberle dado un buen uso a lo aprendido en una ONG en la que estuve colaborando como voluntario unos cuantos años, por circunstancias de la vida, esta formación quedó en desuso. Hasta el momento, ya no he vuelto a tener la necesidad de usarla. Aunque ahora, coincidiendo con las prácticas de otro curso de coaching personal que he iniciado, en el que se busca la manera de alcanzar las metas personales, veo que guarda muchas similitudes con el diseño de un proyecto. De modo que considero que ha llegado el día de quitarme el óxido para aplicar el modelo de planificación y gestión de un proyecto al marco de la creación de una novela, aunque también podríamos aplicarlo en muchos ámbitos más.
Así pues, explicando un poco los motivos, he de anotar que en la creación de un proyecto ha de haber un meticuloso orden y organización, además de una gran perspectiva y amplitud de miras. También es importante tener clara una meta y así definir todas las acciones necesarias para conseguirla. Obviamente no lo podemos controlar todo, pero debemos alcanzar el mayor grado de concreción posible en su formulación para conseguir los fines que den éxito al proyecto. Recuerdo que en otro de estos cursos, el formador decía que el nivel de observación del proyecto ha de ser tal, que hasta lo imprevisto debe estar previsto.
Aunque no soy nadie en el mundo literario, no pretendo aquí dar consejos ni lecciones. Voy a crear este diario con el que organizar mis propios pasos para escribir una novela desde el punto de vista y la organización de un proyecto a nivel técnico con unos pasos bien organizados. Voy a compartir lo que sé y lo que he aprendido. Ahora bien, es necesario aclarar que por el momento no puedo aportar mucho sobre temas como la creación de los personajes, el desarrollo de la historia o la corrección de estilo, aunque obviamente la propia planificación y ejecución de proyecto me llevará a subsanarlo.
Aquí, me voy a centrar en la parte técnica, en la que definimos nuestra meta, pasos a seguir, medios a utilizar, análisis de fortalezas o debilidades, el entorno, los destinatarios, la metodología, búsqueda de apoyo, plazos de ejecución, financiación, recursos disponibles o necesarios, el equipo de trabajo, etc.

Esta es una aventura en la que no sé hasta dónde llegaré o cómo acabará, aunque este “diario de un novelista” igualmente me va a servir para analizar y medir mis avances. Y ya que estoy en ello, he decidido compartirlo bajo la etiqueta "DIARIO" por si a alguien también le puede resultar de utilidad.
Además, este diario puede convertirse en un arriesgado ejercicio personal que en un futuro me permitirá mirar con retrospectiva para ver lo que era, a qué aspiraba y donde he llegado o en que me he convertido, recordándome también mis valores y principios de forma pública.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer