lunes, 31 de octubre de 2016

UN FORMIGUER (un hormiguero)



NÚMERO DE PÁGINAS:
16
TAMAÑO:
A4 (21x29,7cm)
IDIOMA:
Valenciano
DESCRIPCIÓN:
Cuento infantil sobre la vida en un hormiguero, en el que los niños y niñas han de fijarse en todos los detalles y los diferentes insectos que se mueven alrededor de este hormiguero tan particular. A partir de 4-5 años.
PUEDES CONSEGUIRLO EN ESTOS ENLACES:


PRECIO
  • Papel, tapa blanda
Amazon
No disponible
CreateSpace
No disponible
  • Libro electrónico
Kindle
No disponible
Google Play
Gratis
SINOPSIS:
La jornada empieza en un hormiguero y las hormigas salen a recoger comida para cuando llegue el invierno. Además, diferentes insectos se mueven entre la hierba alrededor del hormiguero. Las hormigas se topan con un pequeño problema pero lo solucionan juntas y cuando llega el invierno, tienen para comer algo especial.
PUEDES VER Y DESCARGAR EL LIBRO EN:
*El número de páginas corresponde a la edición en papel y puede variar en los libros electrónicos
*Los precios pueden variar en función del cambio de divisa
LEER MÁS...

lunes, 24 de octubre de 2016

Un proyecto diferente

Nunca me había interesado por la literatura infantil salvo por los cuentos que compro y leo para mis hijos, generalmente de su elección. Además de leerles estos cuentos antes de ir a dormir, alguna vez he improvisado mis propios cuentos de apenas cinco minutos de duración, aderezados con sorpresas, pellizcos o cosquillas, que otorgan a la experiencia de ser padre unos momentos maravillosos en los que se unen la emoción, la ilusión y el cariño.
Podría decir que hasta hace poco, mis proyectos literarios eran únicamente novelas y algún libro de cocina. Nunca antes me había planteado escribir un cuento para niños, y menos aún, aunque me guste y se me dé bien, dibujarlo.
Aunque estoy escribiendo una novela, ahora sin prisas pero con la que considero que tengo un argumento interesante y con bastante potencial, últimamente estaba un tanto desmotivado con ella y me he estado dedicando principalmente a revisar lo que había escrito este verano cuando empecé con ella. Quizá soy una persona inquieta, que siempre tengo que estar ocupado haciendo algo que me interese y ahora mismo parece que ese interés por este trabajo literario había decaído. En resumen, me sentía falto de motivación.
Y de pronto, se me ocurrió que podría dibujar un cuento muy sencillo que hace tiempo me inventé. Nunca lo había hecho antes y hasta ahora, sólo había dibujado en papel. Dibujar con el ordenador es muy diferente pero también cuenta con interesantes posibilidades y dos de ellas eran un programa de diseño gráfico libre con el que estoy aprendiendo y disfrutando mucho, el GIMP y una página que he descubierto recientemente y que ofrece multitud de imágenes y dibujos gratuitos, Freepik. Con esto, me puse manos a la obra y en un momento pude sentir esa motivación que me faltaba para continuar escribiendo mi novela.
En cinco días, entre los que dediqué aproximadamente unas 20 horas, creé mi primer cuento ilustrado para mis hijos sirviéndome de estas herramientas. Podría haberlo dibujado por mi mismo o en papel, pero ya disponía de mucho material pre-elaborado que me pareció interesante utilizar. A medida que iba avanzando en ello, les iba mostrando las escenas y me contagié de gran ilusión. A su vez, ellos se aprendían de memoria el texto de las escenas.
Quizá huyendo un poco del dicho “en casa del herrero cuchillo de palo” me involucré de lleno en este proyecto dedicado a mis hijos y también ilusionado por el hecho de poder compartir y crear con ellos este proyecto común.
Ahora mismo ya tengo mi primer cuento creado y estoy ya con el segundo.

LEER MÁS...

lunes, 17 de octubre de 2016

CREANDO UN CUENTO

Entre otros proyectos y actividades, actualmente también estoy creando un cuento que me inventé para mis hijos. Hacer esto es algo totalmente nuevo, pero como he ido adquiriendo algunas destrezas con un programa de diseño gráfico y este es un tema que me atrae mucho, me he puesto manos a la obra adentrándome así en el campo de la ilustración.
He de decir que como todo lo que hago o suelo emprender, estoy disfrutando mucho con ello y como ahora mismo estoy un tanto desmotivado con la escritura de la novela que también tengo entre manos, me tomo un respiro y aprovecho para estrenarme con la literatura infantil. A ellos les gusta y lo cierto es que crear mi propio cuento para ellos a mi me despierta mucho interés e ilusión y me trae esa motivación que ahora mismo necesito.
LEER MÁS...

lunes, 10 de octubre de 2016

MEDALLA A LA CONSTANCIA

Hace ya algunos años recibí una “medalla a la constancia” en una destacada ONG en la que estaba prestando mis servicios como voluntario. He de decir que no soy persona que persigan este tipo de reconocimientos y que al fin y al cabo, pera mi eso no deja de ser un objeto más guardado en un recóndito cajón del trastero, del que quizá me sepa un poco mal desprenderme, sólo por el valor que le puedan conceder otras personas. Hoy la he buscado para hacerle la foto.
Lo cierto es que yo pocas cosas hago si no me gustan o le veo una utilidad real. En su día me la concedieron y… bueno. Supongo que sus motivos tendrían pero yo no le di mayor importancia; no vi su valor, ni tampoco era consciente de aquella “constancia” que al parecer vieron en mí.
Es ahora, con el transcurso de los años, precisamente en el campo de la escritura cuando veo algo que podría calificar de “constancia”. Para algunos podría ser sólo una manía, un deseo enfermizo, una forma de liberar o expresar mis intereses, gustos o deseos sexuales. Tengo entre manos otra novela erótica. Una novela más que presentar a un concurso concreto de esta temática. Cuando lo digo, algunos guardan silencio pensando que quizá no sé escribir otra cosa o que escribir otra vez más de lo mismo no me llevará a ningún lado.
Si hago un resumen de las veces que me he presentado al concurso de Literatura erótica la Vall d’Albaida, si podría decir que esto realmente es constancia.
En el camino ha habido esfuerzo, deseo, interés, ganas, desilusiones, expectativas, nervios, emoción, tristeza, decepción, gastos… Pero aquí estoy nuevamente, moviendo pequeños granos de arena confiando hacer un montón desde el que poder ver algo más allá. ¿Será recompensado algún día esta constancia? ¿Me estará limitando abrirme hacia otros horizontes? Esto quizá sólo el tiempo pueda responderlo.
LEER MÁS...

lunes, 3 de octubre de 2016

CÓMO ESCRIBIR UNA NOVELA: PRESUPUESTO

Siguiendo con la planificación de nuestro proyecto antes de empezar a llevarlo a cabo, es el momento de definir cuál será el presupuesto o el coste para poderlo realizar y cómo se va a financiar. En él deben incluirse todos los gastos que implicará su realización: mano de obra, formación, uso de instalaciones, materiales, materiales fungibles, desplazamientos, software, gestión, teléfono, electricidad…
Centrándonos por ejemplo en el proyecto de escribir una novela, podríamos partir calculando el coste de un ordenador, que para este menester, no necesita de grandes recursos de hardware y con un equipo básico sería suficiente para escribir, aunque si también vamos a llevar a cabo la maquetación, se requiere un software de tratamiento de imágenes que ya requiere de más recursos en el sistema. El software para escribir y/o maquetar el libro podría ser de pago (Microsoft Word, Photoshop…) pero también hay opciones gratuitas como LibreOffice Writer, Gimp… Además podríamos requerir de la clásica libreta y el bolígrafo para tomar notas allá donde nos llegue la inspiración o un teléfono móvil con la correspondiente aplicación para tomar notas. El uso de los dispositivos electrónicos va a comportar un gasto de luz en función de su uso y quizá esto sería lo más difícil de calcular en este caso, aunque podríamos hacer una estimación en base al consumo energético del equipo por hora de uso y multiplicar esta estimación por las horas diarias que dedicaríamos a escribir y el tiempo que más o menos estimaríamos necesario. Además también habría que sumar el gasto de iluminación si escribimos de noche; el de conexión a Internet para consultar vocabulario o documentar nuestra novela; el coste de los métodos más tradicionales como un diccionario y una biblioteca pública.
Si necesitamos formarnos en un determinado aspecto para llevar a cabo nuestro proyecto con las mejores garantías posibles también será necesario abonar los costes de este curso: matrícula, materiales, desplazamientos… Si además necesitamos contratar a personas para la corrección ortográfica, ilustraciones, traducciones, correcciones de estilo o maquetación, etc. también hemos de incluir estos costes en nuestro presupuesto.
Igualmente añadiremos los gastos de impresión y encuadernación de los borradores con los que trabajar o la copia que presentaremos a la oficina territorial de registro de la propiedad intelectual, en cuyo caso también hay que abonar unas tasas. Y también el coste de las copias que presentar a una editorial o un concurso.
Si nos queremos aventurar más allá, también podríamos definir los gastos que implicaría una tirada de ejemplares para la autopublicación, además de  especificar los gastos de promoción y difusión, como carteles, marca páginas, anuncios en redes sociales, prensa, charlas de presentación…
Y sumando más o menos todo lo reseñado anteriormente, podríamos disponer de una estimación del coste de nuestro proyecto. Llegaría pues el momento de ver de dónde se van a obtener los fondos para financiarlo: si habrá patrocinadores, inversores, créditos o fondos propios. También es interesante reseñar que podríamos contar con algunas plataformas para la obtención de recursos como Verkami o Indegogo.
LEER MÁS...

© Daniel Balaguer