lunes, 11 de diciembre de 2017

UN CARAGOL MOLT VIATGER



NÚMERO DE PÁGINAS:
28
TAMAÑO:
24x21
IDIOMA:
Valenciano
DESCRIPCIÓN:
Cuento infantil ilustrado. Para edades de 3 a 8 años.
PUEDES CONSEGUIRLO EN ESTOS ENLACES:


PRECIO*
  • Papel, tapa blanda
Amazon
No disponible
CreateSpace
Nos disponible
  • Libro electrónico
Kindle
No disponible
Google Play
1,21€
SINOPSIS:
Un caracol, pese a las limitaciones propias de su naturaleza, desea viajar y ver mundo. Es por ello que le gustaría ser como otros seres vivos porque cree que tienen más posibilidades para alcanzar su objetivo. Pero en esta aventura sobrevive por ser lo que es: un caracol, y con un poco de ayuda, vence todos tus temores y dificultades.
*El número de páginas corresponde a la edición en papel y puede diferir en los libros electrónicos
*Los precios pueden variar en función del cambio de divisa
LEER MÁS...

lunes, 4 de diciembre de 2017

LA VIDA DE ESTUDIANTE

Hace ya unos meses que me he vuelto a poner a estudiar. Es cierto que de alguna manera nunca he dejado de aprender, haciendo cursos muy diversos  como informática, masaje, cocina, diseño, etc. presenciales o en línea, pero ahora he vuelto a la llamada educación formal. Sin contar con el Inglés, que estudiaba en la Escuela Oficial de Idiomas hace ya diez años, podría decir que hace ya veinte años que no estudiaba.
Inicialmente pensaba que me vería totalmente fuera de lugar rodeado de adolescentes o personas a las que fácilmente doblaría la edad y aunque esto es realmente así, me siento muy a gusto con la clase, mis jóvenes compañeros y compañeras, el profesorado… Podría decir que estoy disfrutando mucho más ahora que años atrás.
¿Por qué estoy estudiando? Los motivos pueden ser diversos, principalmente por la necesidad de actualización que van marcando las nuevas legislaciones laborales, pero por otro lado, también existe el deseo personal de aprender, cambiar rutinas, abrirse ante nuevas posibilidades laborales ante un mundo cambiante e inestable.
Así que entre mi trabajo personal, estudiar para los exámenes o las actividades y trabajos a realizar para clase, dispongo de muy poco tiempo que dedicar a publicar algo en mis bitácoras. Pero si en algún momento dispongo de algo de tiempo para dedicar a esta tarea y además me apetece hacerlo, trataré de publicar algo.

LEER MÁS...

lunes, 13 de noviembre de 2017

¡UN HORMIGUERO!



NÚMERO DE PÁGINAS:
16
TAMAÑO:
A4 (21x29,7cm)
IDIOMA:
Castellano
DESCRIPCIÓN:
Cuento infantil sobre la vida en un hormiguero, en el que los niños y niñas han de fijarse en todos los detalles y los diferentes insectos que se mueven alrededor de este hormiguero tan particular. A partir de 4-5 años.
PUEDES CONSEGUIRLO EN ESTOS ENLACES:


PRECIO
  • Papel, tapa blanda
Amazon
No disponible
CreateSpace
No disponible
  • Libro electrónico
Kindle
No disponible
Google Play
Gratis
SINOPSIS:
La jornada empieza en un hormiguero y las hormigas salen a recoger comida para cuando llegue el invierno. Además, diferentes insectos se mueven entre la hierba alrededor del hormiguero. Las hormigas se topan con un pequeño problema pero lo solucionan juntas y cuando llega el invierno, tienen para comer algo especial.

*El número de páginas corresponde a la edición en papel y puede variar en los libros electrónicos
LEER MÁS...

lunes, 16 de octubre de 2017

UN LOBO CON MUCHA HAMBRE



NÚMERO DE PÁGINAS:
28
TAMAÑO:
24x21cm
IDIOMA:
Castellano
DESCRIPCIÓN:
Cuento infantil ilustrado. Particular adaptación del tradicional cuento de Caperucita Roja. Para edades de 3-6 años.
PUEDES CONSEGUIRLO EN ESTOS ENLACES:


PRECIO
  • Papel, tapa blanda
Amazon
No disponible
CreateSpace
No disponible
  • Libro electrónico
Kindle
No disponible
Google Play
0,92€
SINOPSIS:
Un lobo hambriento vive allá lejos en unas montañas que han sido devastadas por los incendios. Buscando comida, decide marchar a la ciudad y por el camino se encuentra con una niña que busca flores para una actividad del colegio, pero el cuento ha cambiado mucho y tiene un mensaje importante que darnos.

*El número de páginas corresponde a la edición en papel y puede variar en los libros electrónicos
*Los precios pueden variar en función del cambio de divisa
LEER MÁS...

lunes, 18 de septiembre de 2017

FUERA DE SERVICIO

Actualmente, además de trabajar, también estoy estudiando, por lo que no dispongo de tiempo para actualizar esta bitácora. Tal vez publique alguna entrada si dispongo de tiempo para ello, pero lo más probable es que durante una larga temporada se mantenga completamente inactiva.
Si desean contactar conmigo, pueden utilizar el formulario de contacto disponible, que me llega al correo y es lo único que veo a diario, porque lo cierto es que por las redes sociales deambularé menos que nada y puedo tardar bastante en contestar o en leer los mensajes que puedan llegar por estas vías.
LEER MÁS...

lunes, 3 de julio de 2017

VACACIONES

Me cojo unas vacaciones. Vuelvo en septiembre, aunque tras el verano voy a ponerme a estudiar, así que es previsible una gran, gran, gran pausa temporal en las publicaciones de todas mis bitácoras. Lo retomaré tan pronto como me sea posible, o si tengo un hueco entre medias, aprovechando algún período vacacional de clases (si no tengo muchos deberes, claro).
Podéis seguir leyendo cuanto he publicado hasta el momento en mis bitácoras principales:


Igualmente podéis leer cuanto he escrito en otras bitácoras que tengo terminadas o aparcadas en este ENLACE.
Y por si a alguien le apetece hacerse con alguno de mis libros...



Nos vemoooos. Sed buenos.
LEER MÁS...

lunes, 26 de junio de 2017

PERSPECTIVAS PARA EL VERANO

Dentro de poco me cogeré vacaciones en el trabajo, pero también las alargaré cogiendo vacaciones de verano, con lo cual suspenderé temporalmente las publicaciones en mis bitácoras. En este período espero dedicar tiempo a hacer otro pequeño curso de diseño web, pero también ha llegado a mis manos la convocatoria de un concurso literario al que me parece interesante presentarme. Esta vez no se trata de un concurso de novela, sino de relato, con lo cual requerirá menor esfuerzo y dedicación que el hecho de escribir una novela de al menos un centenar de páginas. Espero desconectar de todo lo demás y así poder dedicar algo de tiempo a esta tarea y que las ganas y la inspiración me acompañen.
Eso sí, también he de realizar unos encargos de diseños de dípticos, trípticos y carteles que espero hacer en un pis-pas y además tengo en mente varios carteles y “memes” con los que trasmitir algunas ideas para mantener en activo mis habilidades de dibujo con el ordenador.
Y después del período de vacaciones del trabajo y antes de que acabe el verano y me ponga a estudiar, tengo todo un piso por montar que también ocupará buena parte de mi tiempo, con lo cual es prácticamente previsible que esté todo el verano sin apenas publicar nada. Y si algo publico, es porque seguramente lo habré programado para que se vaya haciendo automáticamente.
Y después… Vuelta al cole. Lo cierto es que no sé cómo será retomar algunos estudios después de tantos años aunque me hace ilusión y creo que será una gran experiencia, pese a que a estas edades y en estos momentos, compaginar estudios, trabajo y familia va a ser muy difícil, pero bueno, al fin y al cabo constituye unos de esos retos que tanto me gustan.
LEER MÁS...

lunes, 19 de junio de 2017

BUSCANDO EL EQUILIBRIO

No soy persona dada a los malabarismos, pero como he dicho últimamente, me estoy centrando bastante en la actividad física y esto me está quitando tiempo para escribir y/o dibujar. Lo cierto es que estoy disfrutando mucho al salir temprano con la bici. Esta es la mejor época del año para hacerlo. Me levanto a las seis y cuarto de la mañana y a las seis y media ya me pongo en ruta acompañado por la salida del sol. La montaña está fabulosa a estas horas. Te invade la tranquilidad del entorno; el frescor de la mañana; el aroma de las hierbas y árboles… Y además de vez en cuando me encuentro algún animalillo como conejos, perdices, ardillas, alguna serpiente e incluso unos ciervos.
Poco a poco he ido recordando rutas que hacía hace años cuando salía con la bici los fines de semana y descubriendo otras nuevas. Ahora es todo diferente. La montaña ha cambiado mucho y también he podido ver el deterioro de algunas sendas porque a veces hay quien parece que vaya en moto y erosiona mucho. Además antes siempre salía en grupo y ahora salgo solo porque tampoco conozco de nadie que salga a estas horas entre semana. Aún así, disfruto mucho. Al igual que me pasa con la escritura, es una lástima no poder compartir todas estas sensaciones de la montaña con la familia. Espero que llegue el día.
Tras tres meses con esta actividad, y también en vistas a la temporada que se avecina cuando me ponga a estudiar, he de encontrar la manera de compaginar el deporte con la escritura y dibujar. Así que de momento estoy buscando la manera de hacerlo. Definir un horario para acostarme, otro para levantarme, días de actividad física y días con el ordenador… Pero no es tarea fácil. Trato de acostarme lo más pronto posible y siempre son ya más de las once de la noche, con lo cual a veces levantarme tan temprano me supone bastante esfuerzo. Hay días que no me apetece lo más mínimo salir con la bici, pero saco alguna clase de fuerza oculta y yo mismo me empujo a la calle. Una vez fuera, toda la desgana desaparece. Los pocos días que descanso de la bici, trato de levantarme a la misma hora para escribir o dibujar y alguna cosa he podido ir haciendo, como programar algunas publicaciones en mis bitácoras, escribir algo en mi bitácora personal o dibujar, pero hay días que esas fuerzas ocultas que me llevan a la calle con la bici no aparecen con estas otras actividades. Me siento delante de una hoja en blanco y no tengo ganas de escribir.
En estos momentos estoy tratando de intercalar días de salida en bici y otros para escribir y dibujar y parece que poco a poco voy cuadrando algo, pero cuando empiece a hacer frío todo y yo tenga que estudiar, todo cambiará nuevamente y tendré que buscar la manera de organizarme una vez más y buscar ese equilibrio que es constantemente alterado por la vida.
LEER MÁS...

lunes, 12 de junio de 2017

CARNÍVORO

Debo tener algo de licántropo. Siempre he sido muy peludo, pero al margen de esas vellosidades que cubrían generosamente hasta la regata de mi culo, seguro que tengo algo de carnívoro. Aunque todo depende de por dónde se mire, porque lo cierto es que en mi dieta hay poca carne. Prácticamente si el bicho no tiene pechuga no me lo como y sí, soy de esos que le quitan la grasa al jamón o a una chuleta y también huyo de tocinos, panceta, careta o orejas de cerdo como alma que lleva el diablo. No soy como un lobo o un león de jaula que se conforman con comer un trozo de carne de matadero. Mi faceta carnívora gira en torno a otros aspectos. Me gusta la carne, pero esa que está viva y atrae mis ojos despertando los instintos más animales que se esconden dentro de mi ser. Me gusta darle bocados a mi mujer, a mis hijos. Si, cariñosos y sin llegar a arrancar pedazo de carne alguno, ni tan siquiera llego a dejar marcas, pero admito que de vez en cuando alguna dentellada se me escapa y provoca algún que otro pequeño grito de sorpresa y cierto dolor.
¡Mmm! Esa carne tierna, suave, rosada, sin vello… A mi alcance. Sólo de pensarlo ya se me hace la boca agua como si estuviese ante un frasco de pepinillos en  vinagre. Por el momento no me ha dado por salir de noche a cazar cualquier “animalillo” desprevenido porque lo cierto es que por el día hay más presas que salen a de sus madrigueras y además se ven mucho mejor. Y aún más ahora, en plena efervescencia primaveral o ante el verano que ya se aproxima. Mis ojos están ávidos de carne. Y por si fuera poco, en estas fechas por la calle hay mucha carne fresca circulando desprevenida y alegremente. Veo a esas mozas luciendo pantorrillas, escotes, minifaldas, shorts, ombligos al aire, nucas al descubierto, bustos con fantásticas vistas y mayas que resaltan generosos contornos y… A más de una le saltaría encima para darle un bocado, pero por suerte los mecanismos represores de mi subconsciente funcionan correctamente y no me ha dado por ahí. O quizá no salto sobre nadie porque soy como un león que está bastante saciado  con la carne que tengo en casa y por ello me conformo con  mirar, pero… ¡Chicas, cuidado con lo que enseñáis, que no somos de piedra y hay mucho animal suelto! Tal vez alguien se sienta escandalizado con todo esto, pero al fin y al cabo forma parte de mi naturaleza íntima y estos son algunos de los ingredientes con los que se forman mis novelas
LEER MÁS...

lunes, 5 de junio de 2017

MIS DIMENSIONES


Podría decirse que soy una persona del montón. No destaco por ser simpático, tampoco por tener mucho dinero ni por ser guapo o muy inteligente. A nivel físico, aunque en su momento fui un ágil corredor, nunca he resaltado por ser muy deportista, aunque si bien es cierto que desde hace unos pocos años atrás, practico diferentes deportes como squash, patinaje, bádminton, ping-pong, padel, senderismo, ciclismo de montaña y algo de natación. Pero practico la mayoría de estos deportes cuando se tercia, de manera ocasional, sin mayor interés ni afición y tampoco juego de una manera destacable ni competitiva. Quizá no me dedico más a estos ejercicios porque me quedo un poco cojo con el tema de contar con gente con quien practicarlos más asiduamente. Lo único que practico con mayor regularidad es el ciclismo de montaña, aunque he tenido mis altibajos en esta práctica deportiva. Así pues, mi cuerpo no destaca por ser atlético, aunque también he de decir que poseo la agilidad de un gato, a pesar de que a temporadas esté un poco más rollizo. Tengo la suerte que físicamente me acepto como soy y no me desagrada mi físico ni sus posibles defectos. En su momento quizá sentí un poco de complejo de peludo, pero con el tiempo llegué a aceptarme sin que ocasionase mella alguna en mi autoestima.
A nivel intelectual, me he trabajado más que físicamente. Mi mente es muy activa y creativa y no he parado de estudiar, hacer cursos variados, escribir, dibujar… Así tengo formación reglada y no reglada presencial y on-line tan diversa como química y laboratorio, rehabilitación y masaje, ofimática e informática, inserción laboral, animación sociocultural, escritura creativa, diseño gráfico, cocina, agricultura ecológica, coaching, diseño web, metodología didáctica, mediación social, diseño y gestión de proyectos, márquetin… Sumando algo más de 4000h de estudio, sin contar bachiller, o COU. Y a mis 42 años ya estoy decidido a seguir formándome como parte de mi trayectoria profesional con otro grado superior. Igualmente he escrito algunas novelas, he dibujado cuentos y he creado unas cuantas páginas web, carteles y dípticos.
También soy una persona que cultiva la parte espiritual y tengo mis propias creencias sobre la vida, el universo y las relaciones humanas. Me preocupa el bienestar colectivo, los problemas y necesidades humanas y buena parte de mis acciones cotidianas se mueven en este sentido, tanto en mi actitud como en mi trabajo diario o el voluntariado que he ido desempeñando, pero también soy una persona que como se dice “no comulga con ruedas de molino” y no “dejo que me vendan la moto” con creencias costumbres, tradiciones o causas diversas y menos cuando de un modo u otro pretenden “sacarme los cuartos” o reconducirme hacia intereses de otras personas o comunidades, que a veces no se sabe de dónde vienen o por dónde se mueven. De esta última dimensión de mi ser, lo cierto es que tengo mucho que contar, pero con el tiempo espero poder escribirlo y abordarlo más profundamente.
LEER MÁS...

lunes, 22 de mayo de 2017

COMPATIBILIDADES

Últimamente he estado realizando mayor actividad física. Para dedicar tiempo a estas acciones, no me ha quedado otra que sacrificar buena parte del horario que dedico a escribir, dibujar o estudiar. Madrugo para hacer deporte y con esta actividad empiezo el día mucho más a gusto y relajado antes de ir a trabajar. También me siento más a gusto y me alegra verme en forma, pero al final del día, me invade un cansancio que no sentía desde hace tiempo. Es por ello que la mayoría de los días me suelo acostar agotado y no me quedan fuerzas para enchufar el ordenador más que para hacer algunos pequeños encargos puntuales que no suponen gran esfuerzo ni dedicación. Así pues, me está costando mucho dedicar tiempo a mantener mi bitácora personal, las de cocina y otra de una de mis novelas.
Por otro lado, es muy previsible que próximamente vuelva a ponerme a estudiar, con lo cual, con total seguridad no me quedará otra que prescindir del tiempo que dedico a mis bitácoras para dedicarlo más específicamente al estudio. Lo mismo pasará con mis novelas o cuentos que tengo entre manos.  Así que visto lo visto, no parece muy compatible dedicar tiempo a la actividad física y a la actividad mental. Quizá sea sólo una etapa a la que deba acostumbrarme, pero lo cierto es que me siento físicamente cansado y tal vez se sume algo de desmotivación, así que es previsible que me tome unas largas vacaciones literarias y deje de hacer mis publicaciones habituales.

LEER MÁS...

lunes, 8 de mayo de 2017

EN FORMA

Dicen que redondo también es una forma y lo cierto es que hasta hace poco estaba empezando a coger cierta forma de albóndiga o bombona de butano, como quiera llamarse. Nunca había pesado tanto aunque a veces me había aproximado. He de decir que soy una persona bastante activa. Camino diariamente un mínimo de cuarenta minutos, también suelo hacer excursiones, algo de padel o squash, patinar o ir en bici, pero aún así, tiendo a engordar porque soy muy goloso y comilón. De una sentada, me puedo comer tranquilamente una tableta de turrón o chocolate y/o una tarrina de helado de 800gr sin inmutarme. Disfruto comiendo, sintiendo la boca llena y también experimentando en la cocina y probando siempre recetas nuevas. Y claro, sumando, sumando… Llega uno a preguntarse porqué no le caben los pantalones. Por suerte suelo coger peso igual de rápido que lo pierdo, pero últimamente he cogido más que perderlo.
También ha influido enormemente en mi estilo de vida la paternidad. Ante salía todos los fines de semana a hacer una rutas senderistas o en bici bastante intensas pero tras el nacimiento de mis hijos, toda esta actividad ha quedado reducida a visitas a parques y leves paseos en bicicleta con sillita y bebé a bordo. También porque así lo he querido, dado que podría haber seguido quedando con la gente con la que iba antes pero prefería estar con mi familia. De vez en cuando también he enganchado un remolque a la bici, y con los dos peques dentro, hemos hecho alguna ruta mayor, pero no han sido muchas ni ha habido constancia.
Y un día, de pronto, viendo que mi mujer empezaba a hacer rutinas diarias en bici o a pie tempranito, antes de que los peques se levantasen para ir al cole o después de dejarlos, decidí sumarme a la iniciativa, pero claro, no disfruto tanto con el ejercicio como comiendo. No me cuesta madrugar para escribir o estudiar, pero madrugar para hacer ejercicio, es otra cosa. Alguna temporada lo he hecho para hacer una tabla de ejercicios, pero con el tiempo, mi constancia para este menester decae.
Con la llegada del veranito, decidí sacarle algo más de jugo a esa bicicleta que me compré hace cuatro años y que salvo con la sillita o el carro, poco más he utilizado. Para tratar de lograr la constancia con el ejercicio, me busqué a un amigo que vive cerca de casa para salir por las mañanas antes de ir a trabajar. Hasta hace unos años contaba con gente para salir los fines de semana, pero me he ido desconectando tanto del mundillo, que ahora no conozco a nadie más con quien salir con la bici y menos aún en este horario. Mirando atrás, me doy cuenta de que ya hace siete años que no practico el “mountainbike”.
Tener a alguien con quien ir hace las salidas más amenas, se combate la pereza y también da mayor seguridad. Pero en poco más de una semana, me volví a quedar solo porque este amigo sufrió una lesión. Lo cierto es que yo siempre he hecho rutas de montaña en bici acompañado porque me he metido por unos sitios por los que es mejor no ir solo por si pasa algo y menos a mi edad, pero bueno, por el momento trato de seguir siendo constante y aún así estoy saliendo aunque sea solo.
He disfrutado mucho redescubriendo la montaña, el amanecer, los animales que surgen a mi paso. En menos de un mes, he llegado al peso que tenía antes de tener pareja y ser padre y tras el ejercicio me invade una sensación de bienestar y tranquilidad que me gusta. Me siento bien; me veo bien y esto me motiva a continuar levantándome temprano un día tras otro para coger la bici. Poco a poco voy reencontrando esa forma física que tenía antes con ella. También me agencié una pulsera de actividad y una aplicación con la que registrarlo todo con el móvil y lo cierto es que dotar al ejercicio de este componente tecnológico que tanto me gusta también contribuye a alimentar mi motivación.
Pero claro, al aumentar mi actividad física y madrugar un poco para dedicarme a esta actividad, ahora mismo me quedan pocas ganas para estudiar o escribir. Además ha bajado mi motivación para hacerlo. Me gustaría poder compaginarlo todo, pero por el momento estoy bastante concentrado en eso de “coger forma”. Quién sabe si es mi manera de afrontar la llamada crisis de los 40 y los achaques que empiezan a mostrarse por este cuerpo que ahora necesita de mayores cuidados y atención.
Dejemos pasar un poco de tiempo a ver cómo queda todo esto y si encuentro las ganas y la manera de organizarme mejor.
LEER MÁS...

lunes, 24 de abril de 2017

PARADA TÉCNICA

Hace unos días me llegó por correo electrónico la convocatoria del 23 PREMI DE LITERATURA ERÒTICA LA VALL D'ALBAIDA, un concurso al que me he presentado en distintas ocasiones desde que por primera vez en 1997 llegara a mí una de sus convocatorias iniciales. Este concurso ha sido el motor de mis primeras novelas y con las últimas ediciones, he esperado sus bases con ansia para presentar un nuevo trabajo. Hasta la hace poco presentarme ha sido uno de mis mejores retos y motivaciones literarias. Así, en los últimos años he creado cinco obras diferentes y estoy trabajando en otra nueva novela.
Como ya he dicho en alguna ocasión, no soy un novelista de ficción, de novela negra, de terror… A mi me gusta escribir sobre la vida, sobre las motivaciones y preocupaciones humanas, sus inquietudes, anhelos, temores, insatisfacciones, puntos de vista, etc. Con lo que llegar a una reflexión individual interior. Y para escribir de todo esto, me baso y documento sobre la propia vida y la de cuantos se han cruzado en la mía. Aquí entran vivencias y pensamientos personales y otros ajenos que han sido compartidos conmigo. Un breve reflejo de ello es cuanto comparto en esta bitácora personal, porque lo cierto es que profundizo mucho más en mis novelas. Pero al parecer, esto no siempre resulta del agrado de todo el mundo y aunque es una de mis máximas no poner nombres que identifiquen personas o lugares, algún lector se ha sentido identificado y molesto con mis escritos. ¿Por qué será? Eso queda ya en manos de cada cual y tampoco es algo que me quite el sueño, aunque me resulta triste que ni yo mismo pueda escribir de mi propia vida o sobre lo que pueda pensar. Quizá también quepa aclarar que no escribo nada que no haya comentado con cualquier otra persona de forma cotidiana. Y aquí me resulta curioso percibir que personas que podrían ser consideradas progresistas o “modernas”, son las que siguen teniendo más tabús o prejuicios. Llegado a este punto, dado que igual lo leen, aprovecho para indicarles que me preocupa un poco que no tengan el valor de comentarlo conmigo, lo comenten con terceros o se sirvan de intermediarios, quizá inintencionadamente.
Así pues, dado que mi actual novela contiene esos elementos propios de mi vida personal y la de otros, no de forma literal y exacta, sino como siempre basada en ella pero mezclada de determinada manera para crear situaciones y personajes concretos cuyo parecido con la realidad no deja de ser una mera coincidencia, se encuentra en espera de lectura por la censura y su posterior aprobación o desaprobación. Esta primera lectora no está muy puesta a ello y veo que esto va a demorarse mucho, pero es lo que hay. De momento, antes de continuar con ella, voy a realizar una parada técnica en la escritura de esta última novela a la espera de un veredicto. Obviamente esto es algo que ha quitado mi motivación e ilusión por presentarme este año. Y quien sabe, si después de tantos intentos este no pudiera ser el que me diese el galardón que de alguna manera voy persiguiendo paciente y constantemente desde hace algunos años. Mientras tanto, como soy persona a la que la inactividad le corroe, aprovecho para estudiar, dibujar o hacer cualquier otra tarea que me mantenga activo e ilusionado.
LEER MÁS...

lunes, 17 de abril de 2017

Un tipo bajito

Resulta bastante curioso ver que todo el mundo me percibe como una persona bajita cuando en realidad sólo mido un centímetro menos que mi mujer, que mide 1,71. Evidentemente, si metro alguno, con una diferencia de altura de un centímetro, a ella todos la ven como una persona muy alta. Eso mismo me pasó cuando un vendedor trajo una talla “S” para mi bici y otro elijió para ella una “M”. Si nos ponemos a comparar, los dos utilizamos la misma talla de calzado, yo una talla de jerséi más grande y alguna talla de pantalón más pequeña. Pero eso no parece ser significante. A su alrededor brilla un aura de altura y yo soy bajito.
No es que sea para mirar a todo el mundo con la cabeza hacia abajo por tan gran altura, ni yo me veo en la necesidad de mirar a todo el munco hacia arriba para verles la cara. También tuve una compañera que decía sacarme un palmo, cuando no creo que pasase de 1,72. Para este efecto óptico de altura, quizá deberíamos tener en cuenta el ancho. Un trozo de espagueti al lado de una albóndiga parece más alto aunque su altura sea la misma. Quizá los demás se ven a sí mismos como ese trozo de espagueti: Se ven a sí mismos altos y delgados y todos los demás les parecen albóndigas. No es que yo esté redondo como una albóndiga pero tengo unos hombros y un pecho anchos, además de unos huesos propios de un animal de tiro, que en su comjunto, hacen que mi altura sea considerable como “de talla baja”.
Mi altura, la verdad, no me preocupa lo más mínimo. Ese tipo de comentarios lo cierto es que tampoco me hacen sentir acomplejado. Es más, permiten ver la delicadeza de la gente al hablar, que es más bien poca. Para suavizarlo, a menudo utilizamos diminutivos: “bajito”, “gordito”, “flaquito”. ¿Será necesario hacer este tipo de comentarios si percibimos que el otro ha engordado o es algo más bajo? ¿Es necesario compararnos tanto? Quizá mientras sólo nos quedemos con la fachada de las personas, así nos va.
LEER MÁS...

lunes, 10 de abril de 2017

UN LLOP AMB MOLTA FAM



NÚMERO DE PÁGINAS:
28
TAMAÑO:
24x21cm
IDIOMA:
Valenciano
DESCRIPCIÓN:
Cuento infantil ilustrado. Particular adaptación del tradicional cuento de Caperucita Roja. Para edades de 3-6 años.
PUEDES CONSEGUIRLO EN ESTOS ENLACES:


PRECIO
  • Papel, tapa blanda
Amazon
No disponible
CreateSpace
No disponible
  • Libro electrónico
Kindle
No disponible
Google Play
0,60€
SINOPSIS:
Un lobo hambriento vive allá lejos en unas montañas que han sido devastadas por los incendios. Buscando comida, decide marchar a la ciudad y por el camino se encuentra con una niña que busca flores para una actividad del colegio, pero el cuento ha cambiado mucho y tiene un mensaje importante que darnos.

*El número de páginas corresponde a la edición en papel y puede variar en los libros electrónicos
*Los precios pueden variar en función del cambio de divisa
LEER MÁS...

lunes, 3 de abril de 2017

UNA INTERSECCIÓN

Hace unos días consulté por primera vez el informe de ventas de mis libros publicados en Google Play y quedé gratamente sorprendido. Y más aún cuando hice las sumas. Con únicamente cuatro libros publicados en esta plataforma, dos de ellos gratuitos (uno en valenciano y otro en castellano de mi cuento ilustrado “Un formiguer”), he conseguido mucho más movimiento que en otros portales de publicación. He de decir que me registré en este sitio hace casi tres años y no había entrado más que para añadir cada uno de estos cuatro libros que tengo publicados sin preocuparme de nada más. Obviamente no había recibido ingreso alguno porque estaba pendiente hacer los ajustes pertinentes para obtener los pagos por estas ventas y la verdad es que una vez hecho esto, me siento muy ilusionado. Si bien es cierto que con el montante pendiente de cobro únicamente podría invitar a comer a mi mujer en una cadena de hamburgueserías (sin postre), veo que poco a poco se producen algunos frutos de mi tímida carrera literaria y eso que no le dedico tiempo a promoción alguna a mis libros ni nada similar.
De los dos libros en venta publicados en esta plataforma (“Cama para tres” y “El Juego”), como es de esperar para un autor como yo, totalmente desconocido en el mundo literario, que publica por su cuenta, que no dedica ni un minuto a promocionar sus trabajos, que la mayor parte de lo que escribe es en valenciano, que lo hace todo él solito… Y anotando además que precisamente la temática de estos dos libros es el erotismo y la sexualidad que tanto tabú arrastra en esta llamada “sociedad moderna”, haber vendido algún ejemplar ya es todo un logro.
Con los dos libros gratuitos he conseguido más descargas de las que habría imaginado nunca. Tras presentar otro de mis cuentos a un concurso y no haber sido seleccionado ni tan siquiera como finalista, ahora me planteo más que nunca publicarlo en esta plataforma. Hace poco estaba pensando en remitirlo a otro concurso o pasar directamente a enviarlo a algunas editoriales, pero visto esto, me estoy planteando seriamente en ponerlo a disposición del público sin más intermediarios que esta plataforma electrónica y yo. Obviamente el factor “gratis” hace mucho y las ventas de los libros publicados no dan para mucho, pero por ahí se empieza y con dar a conocer mi trabajo me resulta más que suficiente. Lo mismo haría con mis libros de cocina, otras novelas o cuentos que ya tengo hechos.
Me permito transcribir el movimiento de ejemplares distribuidos:
12, Cama para tres
2, El juego
106, Un formiguer
8605, Un hormiguero
¿Tú qué harías?
LEER MÁS...

lunes, 27 de marzo de 2017

CÓMO ESCRIBIR UNA NOVELA: TEMPORALIZACIÓN


Siguiendo con la planificación de nuestro proyecto, es el momento de establecer los plazos de ejecución de las diferentes fases del mismo. Cuando uno trabaja por cuenta ajena, normalmente estos plazos vienen definidos por otras personas o por el ritmo de trabajo que marca la empresa, pero cuando uno trabaja desde casa, por sí mismo, toda la organización, la planificación, la dedicación y el trabajo recaen sobre un único individuo. Con la tarea de escribir una novela, pasaría lo mismo. Puede que al principio la inspiración y las ganas estén presentes y cunda esta tarea de escritura, pero igualmente podemos encontrarnos con momentos en los que las ganas de escribir decaigan. Si se trabaja en equipo, una persona puede tirar de otra, pero si se hace en solitario, a veces el ánimo decae, el tiempo pasa y no se avanza. Lo mismo puede pasar por ejemplo si no tenemos plazos de entrega determinados por un concurso o una editorial.
Por tanto, tratar de definir unos plazos de tiempo para cada una de las fases del proceso de escritura será útil para trazar el camino de creación de nuestra novela. En él, deberíamos incluir un horario de escritura diario; también el tiempo que dedicaríamos a la investigación o documentación previa a la escritura para crear personajes, paisajes, hechos, etc; igualmente marcaríamos el plazo de escritura dentro del que tendríamos que acabar el primer borrador; y por último, el plazo de revisión y correcciones.
Así que ahora que ya tenemos una pequeña guía para llevar a cabo el proyecto de escribir una novela, es el momento de ponerse a ello.
LEER MÁS...

lunes, 20 de marzo de 2017

Un lobo con mucha hambre

Hace poco más de un mes participé por primera vez en un concurso literario de cuento ilustrado. Lo cierto es que era algo que nunca me había planteado y además también hacía mucho, mucho tiempo que no dibujaba, pero tras el perfeccionamiento de mis habilidades en el manejo de un programa de diseño gráfico y la creación de mi primer cuento titulado “un hormiguero”, le cogí el gustillo a eso de crear cuentos y dibujar y me puse a ello con la meta de un concurso al frente.
Presenté un cuento titulado “Un lobo con mucha hambre”, que había escrito en valenciano y traduje para poder optar a ese concurso. Lo dibujé íntegramente yo: personajes, paisajes y demás elementos que aparecen a lo largo de todas las viñetas del cuento.
Partí de un cuento que me había inventado improvisando sobre la marcha una noche antes de que mis hijos se fueran a dormir. Se trataba de una particular versión del clásico cuento de caperucita, pero que salvo un lobo y una niña, poco más tiene que ver. Fiel a mis inquietudes, también pretendía trasmitir cierto mensaje para los más pequeños relacionado con el cuidado de la naturaleza. 
Inicialmente estaba creando este cuento para otro concurso, pero buscando otras convocatorias similares, me encontré con la de Apila Ediciones y decidí presentarlo al concurso que convocaron en Zaragoza.
¡En fin! El pasado día 16 se reveló el veredicto del jurado y como era de esperar, me quedé fuera.
Ahora también me queda esperar el veredicto del jurado del concurso al que quería haber enviado este cuento del lobo y que acabé enviando otro cuento bastante más elaborado que este.
Si no hay suerte, estoy contemplando la opción de llamar a la puerta de alguna editorial o como he hecho en muchas otras ocasiones, publicarlo por mí mismo, incluso gratuitamente en alguna plataforma digital. También he pensado crear un video-cuento de este cuento y otro sobre el del hormiguero, pero todo depende de la implicación familiar para poder llevar a cabo este proyecto.
LEER MÁS...

lunes, 6 de marzo de 2017

RETO SUPERADO

Hace unos días terminé mi tercer cuento ilustrado de 30 páginas que he creado en sólo 25 días. Ya lo he registrado en la propiedad intelectual y también lo he presentado a otro concurso literario. He de decir que estoy muy satisfecho con el resultado y más con el acabado conseguido en otra imprenta respecto a la obra anterior. Aunque con los dos he utilizado la misma técnica, colores y formato, la impresión en papel de esta última obra ha sido notablemente mejor: colores más nítidos, un papel más acorde al tipo de contenido e impresión de mejor calidad, porque lo cierto es que la anterior parecía que yo me la hubiese impreso en casa o que la tinta de la impresora estuviese a punto de agotarse, y eso que me resultó más caro.
Esto de crear cuentos ilustrados parece que se me da cada vez mejor y he disfrutado mucho con ello y especialmente con el reto de crearlo en tan pocos días para poder presentarlo a ese concurso. He de decir que me resulta bastante fácil y productivo crear cuentos, más que escribir novelas, aunque igualmente he de comentar que disfruto sumamente con ambos tipos de creaciones. Lo cierto es que también me gusta esta polivalencia de crear contenidos para un público infantil y para el público adulto.
Tengo otras ideas más en mente y alguna que ya empecé años atrás que tras mis últimos avances, puedo rehacer completamente, pero ahora, salvo cambios, me gustaría centrarme en la novela que también tengo entre manos. Así que voy a darle un respiro al lápiz, aunque sé que lo voy a seguir mirando de reojo, porque lo cierto es que dibujar ha resultado una experiencia fascinante, sumamente atractiva, agradable y que además puedo compartir con mis hijos, que han ido siguiendo los avances diariamente.
Con estos dos últimos cuentos, empiezo a tener un interesante repertorio de personajes, paisajes, y demás complementos que también me agilizarán posteriores trabajos. Ahora sólo me queda esperar la respuesta de los dos concursos a los que he remitido mis respectivos cuentos y si no hay suerte, creo que será hora de hacer algo que he hecho muy pocas veces: presentar mis trabajos directamente a las editoriales.
LEER MÁS...

lunes, 20 de febrero de 2017

UN NUEVO CUENTO


Cuando acabé el último cuento y lo presenté a un concurso literario, de algún modo sentí algo de vacío en mi interior. Estaba ocioso, no me apetecía aún continuar con la novela que tengo entre manos. La ociosidad es algo que no me gusta y mis hijos seguían demandando cuentos por las noches. Les leemos algunos que tenemos en casa, otros sacados unos días de la biblioteca u otros que nos inventamos en el momento.
Mi mujer se había inventado un pequeño cuento de un caracol que mi hijo pequeño pedía a menudo tratando de postergar lo más posible la hora para ir a dormir, una vez los otros cuentos se habían quedado cerrados en la mesita de noche para otra ocasión y apagadas ya las luches.
Así que no lo dudé. Me puse manos a la obra y empecé este cuento. Estaba caliente, disponía de algo de material ya elaborado en el cuento anterior y que podría reutilizar. Me miré las bases de otro concurso al que inicialmente pretendía presentar mi cuento anterior. Finalmente lo había adaptado y enviado a otros concurso que tenía una fecha de entrega menor.
Disponía de un mes para crear un nuevo cuento adaptado a estas bases y como gran amante de los retos que soy, esta próxima fehca del cocurso se convirtió en una nueva motivación.
Ahora tengo un nuevo reto entre manos, un cuento del que según voy avanzando, voy sintiéndome especialmente satisfecho. Voy apurado de tiempo y quizá descuide un poco la publicación en esta bitácora. En los otros blogs que tengo entre manos, tengo ya programadas entradas suficientes para no tener que dedicarles tiempo, así que voy a continuar.
Le estoy cogiendo mucho “gustillo” a esto de dibujar los cuentos con el ordenador.
LEER MÁS...

lunes, 13 de febrero de 2017

ALGUNOS DE MIS DEFECTOS

Hablar de uno mismo puede que no resulte fácil, o quizá podamos ser capaces de decir siempre lo mejor de nosotros, ahora bien, reconocer errores o defectos tal vez ser aún más difícil. Yo voy a intentarlo. Lo más socorrido sería hablar de defectos físicos, pero eso quizá ya lo haga otro día.
A menudo he hablado de mi timidez como uno de mis mayores defectos. Esto ocasiona que no sea una persona demasiado sociable, aunque dado el momento, podría dar el pego y aparentar ser la persona extrovertida que en realidad no soy. Pero en el fondo, esto realmente dificulta mis relaciones con los demás y muy especialmente con el sexo femenino. También hace que me cueste iniciar una conversación, porque además no me interesan temas como el fútbol, la política, el motociclismo, la fórmula1, los cotilleos del corazón, la moda o el arte, que quizá sean de los más comunes.
Puedo pasar por tu lado y no ser capaz de saludarte, quizá porque vaya tan absorto en mis pensamientos que no te vea, o porque tema molestarte, o porque no me apetezca pararme, o sencillamente porque estés mirando hacia otro lado.
Suelo ponerme bastante nervioso al hablar, y más aún si no es un tema que domine o que no me haya preparado, pero incluso aunque lo conozca o lo tenga bien ensayado y estudiado, seguramente en una exposición oral mucho quedará en el tintero.
Soy una persona con carácter, que cuando pierdo los nervios, levanto la voz y quizá no salgan mis mejores palabras o argumentos para defender por ejemplo un punto de vista. Y si pierdo los nervios y me altero mucho, aunque no se ha dado el caso y espero que no se produzca, dado mi carácter pienso que si soy de los que le “podrían hacer daño a una mosca” si me tocan mucho las...
No suelo recordar nombres ni caras a menos que trate mucho con esas personas.
Aunque soy capaz de recordar algunas matrículas de coches, números de teléfono o contraseñas complejas, la memoria no es una de mis virtudes y delego todos los recordatorios en un dispositivo de bolsillo que depende de una batería.
Soy monoprocesador: me concentro en lo que hago, así que si alguien quiere decirme algo mientras estoy ocupado en mis quehaceres, me molestará bastante su interrupción y tampoco seré capaz de dedicarle la plena atención que merezca o requiera de mi.
Soy una persona ocupada a la que no le gusta la ociosidad. Estoy ocupado hasta en mi tiempo libre, con mi familia o con mis diferentes quehaceres. A la mínima que perciba un ápice de aburrimiento, si puedo me evadiré para ir a sentarme delante del ordenador y ponerme a escribir novelas, dibujar cuentos o publicar en mis bitácoras.
Me convierto automáticamente en un tonto nervioso e inútil cuando emprendo una tarea con alguien al que percibo o del que me formo la imagen de ser una persona inteligente.
No soy una persona emprendedora o que arriesgue, así que prefiero trabajar para otros e ir a lo seguro.
Soy un salido y pienso bastante en el sexo, hasta el punto que en alguna ocasión no he sido capaz de concentrarme en la tarea que tenía entre manos si no he apaciguado mis deseos carnales. Me gusta mucho admirar la belleza femenina y me fijo bastante en el físico de algunas mujeres que puedan suscitar mi interés, llegando a tener algunos pensamientos, que sin atentar contra la dignidad humana, menospreciar los derechos de las mujeres, sin pretender ser machistas o groseros, admito que de cuando en cuando alguno de estos podrían calificarse de “sucios”. También es cierto que sólo fugaz la contemplación de esta belleza podría provocar algunas distracciones en mi quehacer cotidiano.
LEER MÁS...

lunes, 6 de febrero de 2017

Opinión sobre el borrador del cuento

LEER MÁS...

lunes, 30 de enero de 2017

CUENTO TERMINADO


Hace poco me inicié en la creación de cuentos infantiles ilustrados utilizando el ordenador. Aunque se me da bastante bien dibujar a mano, esta idea ya hace años que me había rondado por la cabeza e hice algunos parcos bocetos de cuentos probando con el ordenador. Pero estos quedaron aparcados hasta que habiendo perfeccionado mis habilidades informáticas gráficas y sirviéndome de recursos que ofrecen material pre elaborado como Freepik, en tan sólo aproximadamente 20 horas (5 días) creé mi primer cuento: “¡Un hormiguero!"
Quedé bastante satisfecho con el resultado final aunque se trataba de un cuento muy sencillo, sin gran argumento ni mensaje, pero me hizo pensar que yo también podría dibujar íntegramente un cuento que hacía tiempo me había inventado para mi hija. Lo cierto es que hace bastantes años que no dibujo gran cosa, pero nunca había hecho nada de esto con el ordenador y este me parecía un reto interesante. Y así lo hice. Me puse manos a la obra y tras unos tres meses de trabajo con una dedicación muy variable, lo doy por concluido. Estoy igualmente satisfecho con el resultado, pero muy orgulloso porque he sido capaz de dibujarlo en su totalidad: personajes, paisajes y demás elementos que componen cada una de las viñetas. Además de muchos detalles, también tiene un interesante mensaje que me parece necesario trasmitir a las nuevas generaciones.
Hoy voy a imprimirlo para registrarlo en la propiedad intelectual y dejarlo ver a algunas personas y niños para que me den su opinión antes de presentarlo a un concurso. Si eres de Alcoy o alrededores, ¿Quieres verlo y opinar? Ponte en contacto conmigo por medio del formulario de esta web personal o accede la encuesta en el siguiente ENLACE.
LEER MÁS...

lunes, 23 de enero de 2017

DESCONECTADO

Con 21 años tuve mi primer teléfono móvil y de eso hace ya casi otros tantos 21 años. Lo tuve más que nada como un capricho que me permitía el que por aquel entonces era mi primer trabajo oficial, pero lo cierto es que no era una persona a la que cualquiera necesitase localizar inmediatamente ni tampoco solía hacer muchas llamadas.
Muy pronto aprendí a conectar el ordenador al teléfono móvil y navegar con él por una Internet aún bastante imberbe, o por lo menos bastante diferente a como la conocemos hoy. También tuve una línea de fax móvil, principalmente porque quería saber cómo funcionaba y si era posible. Quitando de algunas personas de la élite empresarial, seguramente sería yo uno de los pocos don nadie que sabía y podía hacerlo. Poco tiempo después instalé una de las primeras líneas RDSI en mi habitación. Aquello me permitió hacer algunos cursos on-line. Después me mudé y sólo me conectaba a Internet con el ordenador a través del móvil. Con 1Gb tenía de sobra para publicar en mis bitácoras, consultar el correo y buscar algo de información en la red.
Ahora ya tengo fibra en casa y 2Gb de datos en el móvil. Con lo que me ofrece mi operador, con una modesta tarifa tengo mucho más que suficiente. Todo entra en el paquete ofertado, pero lo cierto es que yo no necesito tanto. Muchos se sorprenderían preguntándose qué se puede hacer con un ordenador sin Internet, pero para mí lo cierto es que mucho: escribir, dibujar, maquetar libros, hacer carteles y dípticos, editar vídeos... Quizá empecé muy pronto a estar conectado a la red y por esto me conecto prácticamente para lo mínimo, para documentarme sobre algo concreto, descargar el correo o publicar en mis bitácoras o hacer algún curso de mi interés, siempre tratando de hacer todo lo posible sin depender de la conexión a la red. Así pues, si alguien espera encontrarme entre las redes sociales o en el conocido y ampliamente utilizado programa para chatear desde el móvil, lamento informarle que soy una persona bastante desconectada de este mundillo. Me conecto únicamente de forma muy puntual cuando tengo una determinada tarea que llevar a cabo o una consulta que hacer en la web. La mayor parte del tiempo tengo los datos deshabilitados en el móvil y con mi ordenador personal, trabajo casi siempre desconectado de la red. De modo que si por casualidad a alguien le urge enviarme un mensaje, le informo que se olvide de los SMS, chats de mensajería instantánea, correos o redes sociales y me llame al móvil, que lo suelo llevar casi siempre encima, aunque eso sí, si estoy en el trabajo es posible que no lo conteste y fuera de este horario, lo pongo en silencio a mediodía y en modo avión por las noches. Así que como veis, soy una persona bastante desconectada de la red.
LEER MÁS...

lunes, 16 de enero de 2017

SEX AND ME

Ya he comentado en más de una ocasión los principales motivos por los que escribo novela erótica, que giran en torno a un reto personal con un concurso determinado del que igualmente he escrito en otras ocasiones, pero también he de decir que me gusta el sexo; disfruto con él aunque no siempre ha sido así.
Debo aclarar que nunca he sido una persona de esas que van de flor en flor o a la conquista de mujeres diversas por cuyos logros vanagloriarse después ante sus amigotes. Tampoco soy quién para dar lecciones de sexualidad ni una persona experimentada a la que le falten dedos en las manos para contar las parejas sexuales que haya tenido, pero soy una persona que me analizo a mí mismo, observo y escucho a los demás y siempre trato de superarme.
Siempre fui un chico tímido al que le apabullaba especialmente relacionarse con las chicas y además consideraba el sexo como un pecado, pasado del que ya estoy escribiendo en mi última novela. Pero con el tiempo y la vida en pareja, conseguí desprenderme de todo ese lastre ocasionado por mi carácter y las creencias de otros que me fueron inculcadas. Tal ha sido mi liberación en este sentido, que para mí en la sexualidad prácticamente no hay más límites que los que decidamos acotar en la vida conyugal. Me considero una persona de mentalidad muy abierta y tratándose del placer del sexo, todo tiene cabida, tanto, que incluso siento que es algo que trasciende más allá del cuerpo físico y de la mayoría de creencias y costumbres humanas.  Con esto percibo que soy una persona verdaderamente libre.
El sexo me parece algo fantástico, con lo que disfrutar, relajarse, aliviar tensiones, hacer ejercicio, experimentar, ser creativo y sentir el placer, pero sobre todo, lo mejor es compartirlo con la persona amada y poder experimentarlo con total confianza.
LEER MÁS...

© Daniel Balaguer