lunes, 24 de abril de 2017

PARADA TÉCNICA

Hace unos días me llegó por correo electrónico la convocatoria del 23 PREMI DE LITERATURA ERÒTICA LA VALL D'ALBAIDA, un concurso al que me he presentado en distintas ocasiones desde que por primera vez en 1997 llegara a mí una de sus convocatorias iniciales. Este concurso ha sido el motor de mis primeras novelas y con las últimas ediciones, he esperado sus bases con ansia para presentar un nuevo trabajo. Hasta la hace poco presentarme ha sido uno de mis mejores retos y motivaciones literarias. Así, en los últimos años he creado cinco obras diferentes y estoy trabajando en otra nueva novela.
Como ya he dicho en alguna ocasión, no soy un novelista de ficción, de novela negra, de terror… A mi me gusta escribir sobre la vida, sobre las motivaciones y preocupaciones humanas, sus inquietudes, anhelos, temores, insatisfacciones, puntos de vista, etc. Con lo que llegar a una reflexión individual interior. Y para escribir de todo esto, me baso y documento sobre la propia vida y la de cuantos se han cruzado en la mía. Aquí entran vivencias y pensamientos personales y otros ajenos que han sido compartidos conmigo. Un breve reflejo de ello es cuanto comparto en esta bitácora personal, porque lo cierto es que profundizo mucho más en mis novelas. Pero al parecer, esto no siempre resulta del agrado de todo el mundo y aunque es una de mis máximas no poner nombres que identifiquen personas o lugares, algún lector se ha sentido identificado y molesto con mis escritos. ¿Por qué será? Eso queda ya en manos de cada cual y tampoco es algo que me quite el sueño, aunque me resulta triste que ni yo mismo pueda escribir de mi propia vida o sobre lo que pueda pensar. Quizá también quepa aclarar que no escribo nada que no haya comentado con cualquier otra persona de forma cotidiana. Y aquí me resulta curioso percibir que personas que podrían ser consideradas progresistas o “modernas”, son las que siguen teniendo más tabús o prejuicios. Llegado a este punto, dado que igual lo leen, aprovecho para indicarles que me preocupa un poco que no tengan el valor de comentarlo conmigo, lo comenten con terceros o se sirvan de intermediarios, quizá inintencionadamente.
Así pues, dado que mi actual novela contiene esos elementos propios de mi vida personal y la de otros, no de forma literal y exacta, sino como siempre basada en ella pero mezclada de determinada manera para crear situaciones y personajes concretos cuyo parecido con la realidad no deja de ser una mera coincidencia, se encuentra en espera de lectura por la censura y su posterior aprobación o desaprobación. Esta primera lectora no está muy puesta a ello y veo que esto va a demorarse mucho, pero es lo que hay. De momento, antes de continuar con ella, voy a realizar una parada técnica en la escritura de esta última novela a la espera de un veredicto. Obviamente esto es algo que ha quitado mi motivación e ilusión por presentarme este año. Y quien sabe, si después de tantos intentos este no pudiera ser el que me diese el galardón que de alguna manera voy persiguiendo paciente y constantemente desde hace algunos años. Mientras tanto, como soy persona a la que la inactividad le corroe, aprovecho para estudiar, dibujar o hacer cualquier otra tarea que me mantenga activo e ilusionado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer