lunes, 5 de junio de 2017

MIS DIMENSIONES


Podría decirse que soy una persona del montón. No destaco por ser simpático, tampoco por tener mucho dinero ni por ser guapo o muy inteligente. A nivel físico, aunque en su momento fui un ágil corredor, nunca he resaltado por ser muy deportista, aunque si bien es cierto que desde hace unos pocos años atrás, practico diferentes deportes como squash, patinaje, bádminton, ping-pong, padel, senderismo, ciclismo de montaña y algo de natación. Pero practico la mayoría de estos deportes cuando se tercia, de manera ocasional, sin mayor interés ni afición y tampoco juego de una manera destacable ni competitiva. Quizá no me dedico más a estos ejercicios porque me quedo un poco cojo con el tema de contar con gente con quien practicarlos más asiduamente. Lo único que practico con mayor regularidad es el ciclismo de montaña, aunque he tenido mis altibajos en esta práctica deportiva. Así pues, mi cuerpo no destaca por ser atlético, aunque también he de decir que poseo la agilidad de un gato, a pesar de que a temporadas esté un poco más rollizo. Tengo la suerte que físicamente me acepto como soy y no me desagrada mi físico ni sus posibles defectos. En su momento quizá sentí un poco de complejo de peludo, pero con el tiempo llegué a aceptarme sin que ocasionase mella alguna en mi autoestima.
A nivel intelectual, me he trabajado más que físicamente. Mi mente es muy activa y creativa y no he parado de estudiar, hacer cursos variados, escribir, dibujar… Así tengo formación reglada y no reglada presencial y on-line tan diversa como química y laboratorio, rehabilitación y masaje, ofimática e informática, inserción laboral, animación sociocultural, escritura creativa, diseño gráfico, cocina, agricultura ecológica, coaching, diseño web, metodología didáctica, mediación social, diseño y gestión de proyectos, márquetin… Sumando algo más de 4000h de estudio, sin contar bachiller, o COU. Y a mis 42 años ya estoy decidido a seguir formándome como parte de mi trayectoria profesional con otro grado superior. Igualmente he escrito algunas novelas, he dibujado cuentos y he creado unas cuantas páginas web, carteles y dípticos.
También soy una persona que cultiva la parte espiritual y tengo mis propias creencias sobre la vida, el universo y las relaciones humanas. Me preocupa el bienestar colectivo, los problemas y necesidades humanas y buena parte de mis acciones cotidianas se mueven en este sentido, tanto en mi actitud como en mi trabajo diario o el voluntariado que he ido desempeñando, pero también soy una persona que como se dice “no comulga con ruedas de molino” y no “dejo que me vendan la moto” con creencias costumbres, tradiciones o causas diversas y menos cuando de un modo u otro pretenden “sacarme los cuartos” o reconducirme hacia intereses de otras personas o comunidades, que a veces no se sabe de dónde vienen o por dónde se mueven. De esta última dimensión de mi ser, lo cierto es que tengo mucho que contar, pero con el tiempo espero poder escribirlo y abordarlo más profundamente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer