lunes, 15 de febrero de 2016

CÓMO ESCRIBIR UNA NOVELA: IDENTIFICANDO AL AUTOR

Una vez identificado nuestro contexto y antecedentes y la idea que queremos llevar a cabo, toca analizarnos a nosotros como autores o emprendedores de un determinado proyecto. Si queremos alcanzar una determinada meta, es importante saber ser crítico con uno mismo y ver tanto lo bueno como lo malo; conocer nuestros defectos y virtudes, nuestras capacidades, las limitaciones que tenemos, nuestra actitud, dedicación, etc. o cómo nos afecta el momento y entorno en que vivimos. Así pues, deberíamos registrar todo esto y también qué imagen tenemos de nosotros mismos y de nuestra actividad o proyecto, pero igualmente sería necesario conocer cual es la imagen que los otros tienen sobre nosotros y sobre nuestro trabajo, hecho que sólo nos lo podrían aportar otras personas y si hay sinceridad, quizá descubramos cosas de nosotros mismos que no nos gustan. Sólo de este modo podremos contrastar realidades y ver si estas coinciden para ver qué medidas tomar.
Si queremos lograr el éxito de nuestro proyecto, es necesario un compromiso personal y realizar todas las acciones y trabajos necesarios para alcanzar los objetivos del mismo. Esto lógicamente comportará explorar y probar nuevas maneras de hacer las cosas, salir de las rutinas y hábitos que tenemos, movernos en determinados ámbitos que no conocemos. Esto obviamente tendrá un coste. No me refiero aquí a un coste económico, que podría haberlo, sino a un coste personal, de esfuerzo, de sacrificio. Por poner un ejemplo más claro, si nuestra meta o proyecto fuese bajar de peso, deberíamos cambiar hábitos alimentarios, reducir la ingesta de calorías, eliminar la comida basura o los dulces que tanto nos gustan, ver qué nos genera ansiedad y si esta la descargamos con la comida; lógicamente también sería necesario dedicar tiempo a hacer más ejercicio y todo esto, además del sacrificio que comportaría, también podría requerir comprar una comida más sana y apuntarnos a un gimnasio, hecho que efectivamente conlleva un gasto por la cuota mensual o el equipamiento necesario, aunque quizá también podría haber diferentes alternativas.
Entre otras herramientas (como por ejemplo podría ser la rueda de la vida, que analiza distintas parcelas que conforman nuestra vida y nos permite tener una visión clara y general de lo que sucede en ella y lo que quisiéramos cambiar o mejorar), existe un instrumento, que aunque pudiese parecernos un poco más técnico es realmente sencillo y resultará más específico y útil en este proceso de análisis personal de cara a lograr un determinado objetivo: el DAFO, cuyas siglas parten de las palabras Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

El método DAFO tiene como objetivo fundamental poner de manifiesto nuestros puntos fuertes y los puntos débiles a nivel interno, así como los dos factores externos principales que influyen sobre nosotros: las oportunidades existentes en el entorno y las amenazas reales y potenciales que pesan sobre el desarrollo de nuestro proyecto.
En este caso sí que voy a permitirme poner rápidamente mi ejemplo personal. Mi proyecto: Escribir una novela.
Factores Internos
Factores Externos
DEBILIDADES
AMENAZAS
  • No dispongo de recursos económicos para invertir en formación, correctores profesionales de estilo y publicidad o marketing.
  • La publicación y el mantenimiento de mis bitácoras o el diseño de otras páginas web me restan tiempo para concentrarme en la escritura.
  • Soy una persona tímida, introvertida, con bastantes prejuicios en el trato personal y con poca red social.
  • No me atraen las redes sociales virtuales y pienso que son una distracción y además me quitan tiempo para escribir.
  • Soy una persona bastante susceptible y nerviosa.
  • No me resulta fácil hablar con otras personas ni en público.
  • Me considero una persona un tanto ruda y distante si no se me conoce bien.
  • Tengo un horario de trabajo y responsabilidades sociales y familiares que me dejan poco tiempo para formarme o escribir.
  • Soy una persona bastante independiente y no me gusta mucho que me marquen como debo hacer las cosas y por qué caminos debo ir y menos aún si lo percibo en tono de superioridad.
  • No tengo un grupo de lectores que opinen sobre mis escritos.
  • Ni mi familia lee y opina sobre lo que escribo.
  • No tengo apoyos en el desarrollo de este proyecto.
  • El mercado editorial está atravesando una crisis.
  • Nadie del mundo editorial me conoce.
  • Es un sector con elevada competencia.
  • La competencia cuenta con buena imagen, prestigio y mucha publicidad que atrae fácilmente a los lectores.
  • No tengo imagen personal o desconozco si se tiene alguna imagen sobre mí.
FORTALEZAS
OPORTUNIDADES
  • Me manejo de manera aceptable en el lenguaje escrito.
  • Soy una persona constante y muy organizada.
  • Soy capaz de escribir a un ritmo vertiginoso y apasionado.
  • Sé manejarme muy bien con procesadores de texto, programas de diseño, páginas web, ordenadores y teléfonos.
  • Soy creativo, observador, autocrítico y bastante imparcial.
  • Soy suficientemente habilidoso el análisis de casi cualquier tema.
  • Soy muy trabajador y capaz de hacer prácticamente de todo sin ningún tapujo.
  • Soy una persona sincera, honrada y noble, que no tengo nada que ocultar.
  • Me analizo mucho a mi mismo y tengo una gran capacidad para pensar.
  • Mi trabajo me aporta el conocimiento de problemas, necesidades y dificultades humanas.
  • Me gusta aprender cosas nuevas y lucho contra la rutina y el estancamiento tratando de pulirme cada día como persona.
  • Las vivencias personales me hacen experimentar altibajos en mi estado de humor que me permiten conocer más sobre la naturaleza humana.
  • No me importa sacrificar mi tiempo de ocio y descanso para dedicarlo a la escritura.
  • Tengo los ingresos suficientes para cubrir mis necesidades y las de mi familia.
  • Tengo bastante estabilidad emocional y familiar.
  • Hago lo que me gusta.
  • El avance tecnológico ha puesto a mi alcance herramientas para la autopublicación muy asequibles o incluso gratuitas.
  • Se convocan concursos literarios que podrían dar un salto a mi trayectoria literaria.
  • Las redes sociales virtuales son un medio de difusión bastante accesible.
  • Como no dependo de la escritura para subsistir, puedo poner un precio muy competitivo a mis libros o incluso publicar gratuitamente.
En este momento ya tenemos una imagen sobre nuestra situación: Dónde estoy. En mi caso veo que a nivel interno hay bastante material, pero hay muy poco a nivel externo. Ya tengo una idea de qué he de pulir y esto me permite ser consciente por mi mismo de las medidas que debería tomar al respecto. Habría que ponerse a ello, pero eso lo veremos más adelante. Así pues, ahora igualmente faltaría definir dónde quisiera llegar y establecer algunos plazos para medir nuestro avance.
Visto más o menos esto, es importante tener en cuenta que también deberíamos ser bastante críticos porque lo que nosotros podríamos considerar una fortaleza podría convertirse en una amenaza y viceversa. Por ejemplo, una estabilidad familiar o laboral que vemos como algo bueno o positivo, puede suponer que nos acomodemos en nuestro estado y no avancemos hacia otro camino en el que podríamos vivir grandes experiencias o incluso descubrir o hacer algo mejor. Pero igual que una experiencia negativa pudiese hundirnos, también podría darnos fuerzas para luchar por subsistir y avanzar. Es importante esto. Si no somos autocríticos o imparciales, igualmente podríamos vernos como fieros leones aun siendo mansos gatitos. Hemos de tener en cuenta que ha de existir un deseo de mejora y pensar que todo se puede hacer siempre mejor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer