lunes, 16 de mayo de 2016

MOTIVACIÓN


Para todo cuanto queramos llevar a cabo en la vida se necesita una motivación, algo que nos anime a realizar o continuar adelante en nuestro proyecto o iniciativa. Esta motivación también nos puede dar fuerzas para superar los posibles obstáculos que encontremos en el camino.

A mí me gusta escribir y a menudo, con sólo sentarme delante del ordenador y pensar en una pequeña idea, las palabras fluyen con facilidad y se suman unas tras de otras llenando páginas enteras. Pero ahora mismo y desde hace algún tiempo, me siento cansado, sin ganas; me cuesta encender el ordenador, escribir, no distraerme, mantenerme despierto. Además de la escritura, tengo otras tareas que llevar a cabo con el ordenador y me cuesta mucho cumplir con ellas. Ahora mismo también he de hacer un gran esfuerzo para probar recetas nuevas que publicar en mis dos blogs de cocina.

Trato de acostarme pronto, quito la alarma del despertador para que mi cuerpo se despierte cuando haya descansado suficiente, pero aún así, me siento cansado; no tengo ganas de escribir. Podría decir que además de cansado, estoy desmotivado.

Cuando escribo, a menudo me gusta hacerlo a contrarreloj, a modo de reto personal, pero ello requiere una motivación, una meta alcanzable y un plazo de tiempo. Un concurso literario podía ser esta meta a la vista que me diese esta motivación necesaria, pero ahora mismo no tengo ninguno a la vista. Quizá son en estos momentos, cuando las fuerzas flaquean y el cansancio acecha, cuanto más se necesita del apoyo de alguien, pero casualmente la tarea de escribir se caracteriza por ser un trabajo solitario, introspectivo, de reflexión, de pensar,… Cosas que precisamente van con mi carácter o forma de ser.

Así que quizá es el momento de dejar pasar estas nubes, descansar un poco más y recuperar las ganas.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer