lunes, 5 de diciembre de 2016

CÓMO ESCRIBIR UNA NOVELA: RECURSOS HUMANOS

Siguiendo con la planificación de nuestro proyecto, es el momento de definir los recursos humanos con los que vamos a contar o que necesitaremos para llevarlo a cabo. Es importante recordar que la planificación del proceso obviamente podemos llevarla a cabo nosotros o delegar esta tarea en personal externo, pero en nuestro caso, siguiendo con todo lo anterior, nosotros vamos a participar tanto en la planificación como en la posterior ejecución. Así pues, la primera persona que contemplaremos en estos recursos humanos vamos a ser nosotros mismos. Para ello hemos de conocer la disponibilidad, formación, capacidades y limitaciones personales propias.
Obviamente nadie es capaz de hacerlo todo por sí mismo, con lo que siempre será necesario contar con otras personas para suplir aquello a lo que no lleguemos por nosotros mismos o que complementen o perfecciones nuestra labor.
A la hora de buscar a otras personas que vayan a participar en la ejecución del proyecto, en una época en la que las personas se miden por los títulos, es importante valorar la formación, pero sobre todo deberíamos tener en cuenta la experiencia y las capacidades personales, que a efectos prácticos, de trabajo real, siempre será más útil quien sepa hacerlo que quien tenga un título que acredita una supuesta formación teórica que te capacita para hacer una determinada tarea.
Además, no bastará solo con elegir a las personas que llevarán a cabo el proyecto, sino que es importante detallar las funciones y tareas particulares que han de acometer cada una de ellas. Esta es la parte más importante de la planificación y trabajar bien la organización de este apartado ayudará a garantizar una buena ejecución del proyecto.
Poniéndonos en nuestro ejemplo, el de escribir una novela, obviamente la primera persona que necesitaremos será el propio autor o escritor. Después también será necesario contar con los correctores de estilo y ortografía; un diseñador gráfico para la cubierta o ilustraciones que pueda contener el libro; otra persona que se encargue de la maquetación; montado el libro, también será necesario contar con quien se encargue de la impresión. Después tendríamos que ver quien se encarga de la distribución y la promoción.
Como podemos ver, hay mucho por hacer y por tanto es necesario contar con apoyo de otras personas si queremos llevar a buen término nuestro proyecto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer