miércoles, 22 de mayo de 2019

CREADOR DE SOLUCIONES

Quizá este sea un título muy pretensioso. Lo cierto es que consideraba más acertado considerarme como un “buscador de soluciones”, aunque pienso que encontrar algo oculto que resulte ser la panacea a determinados males y que estaba ahí, esperando ser descubierto, es algo más propio de los científicos. A mi me va más eso de la construcción, uniendo piezas una a una hasta darle forma a aquello que pueda resolver alguna de nuestras necesidades personales del día a día.
A menudo hay personas que suelen preguntarse si un determinado talento nace con la propia persona o se hace con por medio del aprendizaje y las vivencias personales. Aunque hace poco compartieron conmigo una frase que me llamó la atención: “uno nace como nace y luego hace lo que haga falta”.
He sido alguien que siempre ha creído en las personas y en su capacidad de hacer cualquier cosa que se propongan si le ponen ganas. Y a menudo, las ganas deberíamos ponerlas nosotros o será la propia necesidad la que pueda forzarnos a ello. Así, hay personas que se dejan llevar y se esfuerzan por aprender a resolver cualquier situación que les sobrevenga porque no tienen ascos ni miedo; simplemente porque creen que pueden hacerlo.
De este modo, me siento especialmente satisfecho de manejarme en ámbitos muy diversos como la informática, la cocina, el dibujo, la escritura, el diseño, la soldadura, el bricolaje, el deporte, la jardinería, los cuidados y atenciones personales, la organización… Porque el interés y la necesidad me condujeron a ello, convirtiéndome en una persona muy polivalente, creativa y con gran capacidad de adaptación, es decir, convirtiéndome en esa “navaja suiza humana”.
Desde bien pequeño me ha gustado la buena organización, la planificación, el análisis y los retos, y con la formación que he ido adquiriendo a lo largo de los años, en especial la última que he estado cursando, me ha conducido a aprender a desarrollar soluciones para los problemas y dificultades que me he ido encontrando por el camino. A menudo, estas son comunes con otras personas y tras compartir ideas, opiniones, puntos de vista, inquietudes, dudas… he sido capaz de generar alternativas muy interesantes y he acabado por afianzarme en algo que hace años tuve claro que era el camino que quería seguir. Me encanta hacer proyectos que contribuyan a resolver las necesidades de las personas. Ahora solo me queda empezar a poner en marcha esta capacidad para acabar de convertirme en ese “creador de soluciones” que quiero ser de mayor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer