lunes, 14 de diciembre de 2015

AUTODIDACTA Y POLIVALENTE

No me gusta recibir elogios y tampoco soy persona que suela elogiar a nadie, pero como se dice de aquellos que no tienen abuela, hablando de mi, en este caso voy a auto elogiar dos de mis habilidades más destacadas: Mi capacidad de aprendizaje por mi mismo en campos muy diversos y la polivalencia que me ha otorgado esta primera habilidad. Así pues, hasta el momento soy capaz de trabajar de coordinador, albañil, pintor, fontanero, formador, electricista, agricultor, carpintero, apicultor, administrativo, soldador, informático, escritor, cocinero, diseñador,… Y como se dice, “no me caen los anillos”. Es más, disfruto con cuanto hago y soy capaz de hacer. Me gustan los retos, aprender con ello y sobre todo, sentirme útil y ver que soy capaz de hacer las cosas bastante bien, incluso sabiendo que todo se puede mejorar, sé que aún puedo hacerlo quizá mejor que muchos oficialmente certificados como profesionales en estas materias.
He aprendido principalmente por interés, pero a veces también por necesidad o por tener una economía ajustada que no me permite pagar para que lo hagan por mí. En ocasiones he buscado la manera de hacer las cosas o he observado cómo las hacían los demás, pero también en otras tareas, me he lanzado directamente a la piscina para hacerlas y he acabado aprendiendo.
Nunca sabemos qué puede depararnos la vida y como se dice, conviene estar preparado para todo, pero por desgracia, a menudo alabamos el conocimiento, la habilidad y la experiencia que una persona puede adquirir en la vida, y a la hora de la verdad, todas esta habilidades no parecen servir para nada más que para uso o satisfacción propia, porque en realidad, cuando buscas trabajo, todo esto vale muy poco o nada si no tienes un papel que lo certifique.

Si es eso lo que valoras, aquí he de decirte que también puedo hacerte todos los papeles y certificados que necesites. Pero bueno, después de todo, esto sólo son palabras, aunque por suerte hay gente que me conoce, lo ha visto y podría corroborarlo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Daniel Balaguer